Juez de ejecución de la pena de Santo Domingo aboga por una cultura de protección de los derechos fundamentales de los envejecientes o adultos mayores

Juez de ejecución de la pena de Santo Domingo aboga por una cultura de protección de los derechos fundamentales de los envejecientes o adultos mayores

En el marco del denominado Ciclo de Charlas sobre Grupos Vulnerables, proyecto perteneciente al Plan de Acción de la Coordinación Departamental a cargo de la Magistrada Yadira de Moya Kunhardt, el lunes 6 de diciembre del presente año el Webinar “Vulnerabilidades, trato digno y garantía de derecho de acceso a la justicia de los adultos mayores o envejecientes”, el magistrado Richard Aquino Natera consideró que desde el Estado se deben promover relaciones intergeneracionales para que niños, jóvenes y adultos respeten la dignidad del envejeciente. 

El juez presidente del Tribunal de Ejecución de la Pena del Departamento Judicial de Santo Domingo, magistrado Richard Fidel Aquino Natera, abogó por la creación de una cultura de protección de los derechos fundamentales de los envejecientes o adultos mayores. 

El magistrado Aquino Natera hizo sus planteamientos al participar en el Webinar ” coordinado por el Departamento Judicial de Santo Domingo y la Escuela Nacional de la Judicatura, con el objetivo fundamental de sensibilizar a los servidores judiciales, jueces y juezas sobre el trato digno a ese segmento de la población. 

Destacó que el artículo 1 de ley 352-98 establece que los adultos mayores son aquellas personas de más de 65 años, o todas aquellas que posea algún fenómeno natural de degradación en el proceso cognitivo o motriz. 

Informó que los envejecientes no pueden ser perjudicados en sus derechos fundamentales, por negligencia, explotación, violencia (física, verbal, psicológica, emocional), ni podrán ser castigados o víctimas de cualquier atentado por omisión o por comisión. 

“Para garantizar esa dignidad humana y esa protección de esos derechos, toda intervención que realicemos los servidores y servidoras judiciales deben estar orientados a la protección de esos derechos que pueden tener algún tipo de riesgos o que se encuentren en desventaja”, indicó el magistrado. 

Asimismo, el magistrado explicó que la protección de los derechos fundamentales de los adultos mayores se debe aplicar independientemente de la calidad del envejeciente en el proceso, ya sea imputado, fiscal, abogado, testigo, secretaria, entre otros. 

Dijo que los adultos mayores deben recibir un trato preferencial en cualquier estamento judicial al que se presenten (Policía, Ministerio Público, Tribunal), por esa condición humana que viene arraigada en su ser, por el hecho de haber agotado todas las etapas del desarrollo humano. 

“Y esto no implica privilegio en lo absoluto, y esto no implica favoritismo, significa aplicar una especie de atención diferenciada, con miras a proteger un derecho que está en riesgo y que se ve amenazado por la no protección oportuna, pero para eso necesitamos actuar con conciencia de qué significa el no atender a un adulto mayor, cuando requiere nuestro servicio”, precisó el magistrado. 

Puntualizó que una forma de dar un trato digno al envejeciente es mejorando la infraestructura judicial, aunque reconoce que eso escapa al Poder Judicial, por el presupuesto que se le asigna; también entiende que en los procesos no se debe someter a ese segmento de la población a esperar largas horas en una sala de audiencia o en sede judicial donde acuden a realizar algún trámite. 

“Se deben promover las relaciones intergeneracionales, implica que todas las generaciones (niños, jóvenes, adultos jóvenes) hagan empatía con los adultos mayores y actúen de manera respetuosas con estos, valoren sus niveles de edad alcanzada y los logros en su vida”, afirmó. 

Puso como ejemplo al Consejo del Poder Judicial (CPJ) que dispuso el trabajo en línea y muchos servidores judiciales de la tercera edad trabajaron de manera remota desde sus hogares y se les respeto su condición de vulnerabilidad en medio de la pandemia del Covid-19. 

“Ahí el Consejo del Poder Judicial fue bastante sabio y astuto en garantizar los derechos de todos sus servidores, para garantizar el servicio a los usuarios del sistema de justicia”, manifestó el juez. 

Las palabras de bienvenida a la actividad fueron pronunciadas por la magistrada Yadira De Moya, coordinadora de los jueces y juezas del Departamento judicial de Santo Domingo, quien afirmó que se debe dar un trato digno a todo aquel que acceda a la justicia, pero en especial a los más vulnerables. 

Dejar Comentario: