Actores del sistema de justicia unen esfuerzos para garantizar derechos de los privados de libertad en situación de vulnerabilidad

Actores del sistema de justicia unen esfuerzos para garantizar derechos de los privados de libertad en situación de vulnerabilidad

El Poder Judicial dominicano junto a la Procuraduría General de la República, la Defensa Pública, la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales e instituciones del sector salud, analizaron la situación de los privados de libertad de la penitenciaria nacional de La Victoria, con el objetivo de implementar un programa de urgencia dirigido a asistir a los internos en condiciones de vulnerabilidad.  

La medida formará parte de un plan estratégico denominando: “Optimización del proceso penal” que llevarán a cabo el conjunto de las instituciones de justicia para mejorar el abordaje de la justicia penal y del sistema penitenciario dominicano. 

Este programa contempla un plan de acción urgentes en La Victoria, que incluye un plan de acción para los privados de libertad que se encuentren afectados por una de las siguientes condiciones: internos con enfermedades graves; internos con pena cumplida; internos con pena cumplida con multa; y preventivos con fianza en situación de pobreza.  

La iniciativa forma parte de la visión institucional del Poder Judicial de alcanzar un Justica al Día para garantizar la dignidad de las personas. Según Luis Henry Molina, presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, “para lograr este propósito se requiere mejorar el acceso a la justicia de las personas en condiciones de vulnerabilidad, entre los que se encuentran los privados de libertad vinculados a delitos menores con órdenes de libertad que no se hayan hecho efectivas o que estén en una situación grave de salud”.   

En el encuentro participaron además la magistrada Miriam Germán Brito, procuradora general de la República; la procuradora adjunta, Yeni Berenice Reynoso; Daniel Rivera, ministro de Salud Pública; Mario Lama, director del Servicio Nacional de Salud (SNS); Rodolfo Valentín, director de la Oficina Nacional de la Defensa Pública; Fray Arístides Jiménez Richardson, coordinador de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica y Roberto Hernández Basilio, director General de Servicios Penitenciarios y Correccionales.  

Por el Poder Judicial, además del juez presidente Molina Peña, estuvieron presentes los magistrados penalistas, Fran Soto Sánchez, juez de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia; Rafael Báez, juez de la primera sala de la cámara penal de la corte de apelación del Distrito Nacional; Esmirna Gisselle Méndez, presidenta del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional y Kenya Romero, coordinadora de los Juzgados de la Instrucción de la citada jurisdicción.  

Como parte del operativo de urgencia en la Penitenciaria de La Victoria, entre otras actividades, se llevarán a cabo las siguientes acciones: 

  1. Validar la identificación, evaluación y depuración realizada de las personas en condiciones de extrema vulnerabilidad, previo a aplicar la medida judicial que corresponda.  
  2. Implementar proceso para la ejecución inmediata de las órdenes de libertad de quienes así lo requieran. 
  3. Habilitar médicos legistas con asiento permanente en La Victoria para la atención, evaluación médica y expedición del certificado médico.  
  4. Habilitar laboratorio móvil en La Victoria para realizar analíticas a los internos.  
  5. Facilitar el ingreso en centros hospitalarios de las personas con situación de salud y su abordaje adecuado al diagnóstico.  
  6. Habilitar traslados de privados de libertad a centros de salud a través de ambulancias y el suministro de medicamentos.  
  7. Designación de médicos internistas, psiquíatras y psicólogos para atención, evaluación y certificación del estado de los privados de libertad. 

En el encuentro, los participantes expresaron su voluntad firme de buscar soluciones a la luz de la normativa procesal penal, que garantice la respuesta sin demora a los procesos judiciales, haciendo especial énfasis en la problemática que atraviesan internos con problemas graves de salud, sin expedientes, el estatus procesal de preventivos y condenados, encaminadas a dignificar y mejorar las condiciones en que se encuentran, haciendo uso de los institutos procesales que permite la norma.  

En ese sentido, se propuso conformar una mesa de trabajo interinstitucional operativa a nivel nacional y a otras departamentales, a los fines de gestionar y dar seguimiento de las acciones requeridas a las instituciones del Estado considerando el nivel de urgencia. 

Dejar Comentario: